menu_superior

Ayuda para reducir el coste de las herramientas de testing

Todos los que damos servicios de testing sabemos que, al igual que en otras disciplinas, el testing se puede encarar sin herramientas. No es lo mejor, ni lo más productivo, pero es posible… De la misma manera que sin herramientas hay muchas tareas que se ralentizan, se hacen más duras, introducen errores y disparan su coste, el testing pierde productividad y reduce significativamente el valor añadido que aporta si se lleva a cabo sin herramientas.

No estoy condenando al uso de carísimas herramientas a todos aquellos que quieran hacer pasar a sus aplicativos por ciclos de testing. Es posible utilizar variantes en función de las características de las pruebas que se quieran llevar a cabo. Las alternativas son numerosísimas, por no decir infinitas, os pongo algunos ejemplos por si os inspiran para encontrar la que se ajusta a vuestras necesidades:

  • Herramientas ofimáticas. Una hoja excel y una base de datos pueden ser las herramientas más adecuadas para gestionar el testing de aplicativos que sean sencillos, con ciclos cortos, que no tienen mucha funcionalidad ni muchos mantenimientos (versiones). Recordad que hay vida más allá de Microsoft Office: google docs, Open Office y otras muchas.
  • Herramientas especificas gratuítas. Si queréis probar software más complejo, que requiera un proceso más estructurado, que se haga durante más tiempo podéis utilizar herramientas especificas de testing gratuitas. Hay una gran variedad de herramientas disponibles y el hecho de que sean gratuitas no las resta valor, en muchos casos una herramienta gratis cubre el 70% o el 80% de la funcionalidad de una de pago y en esa funcionalidad no cubierta puede que haya cosas que no necesitamos. Algunos ejemplos de este tipo de herramientas:Testlink,Squash,Jmeter,Mantis, Selenium… Buscad la que más se ajuste a vuestras necesidades y recordad que si son open source podréis personalizar el código según vuestras necesidades.
  • Herramientas comerciales propietarias. En caso que las necesidades sean más grandes y no haya una alternativa en los grupos que os he descrito anteriormente, estáis abocados a elegir dentro de las herramientas comerciales. Conozco varias formas (legales) de usar este tipo de herramientas y que la factura por hacerlo no sea de muchos miles de euros:
    • Software as a Service (SaaS). Los proveedores de la herramienta o algún partner tienen un servidor con una versión de la herramienta instalada al que podamos acceder para usarla cuando sea preciso. El pago se hace por uso y no hay coste de adquisición, mantenimientos, actualizaciones, parches, backups, etc.
    • Licencias por ejecución. Este tipo licencias es más común en herramientas para pruebas automáticas (tipo LoadRunner y Quick Test Professional). Se compra una bolsa de ejecuciones que se consume a medida que se utiliza la herramienta. Las ventajas son similares a los esquemas SaaS pero en vez de pagar por el uso a posteriori se paga a priori.
    • Licencias móviles. Este tipo de uso de herramientas va ligado a la contratación de un consultor que es realmente quien ha licenciado el producto y realmente no es un uso de una herramienta como tal si no que forma parte de un servicio completo en el que un profesional durante un tiempo determinado pone su software licenciado al servicio de nuestras necesidades.

En sucesivos post seguiré tratando de este tema y hablando tanto de las funcionalidades de las herramientas que conozco, la forma de licenciarlas y en qué circunstancias su uso es más productivo. Como veis hay alternativas y si queréis hacer pruebas de software no es necesario dotar un presupuesto muy grande para hacerlo bien.

, , , ,

Comments are closed.